BIBLIOTECAS MÁGICAS, CURIOSAS, TERRORÍFICAS… (Parte I)

Una de las cosas que más hemos echado de menos durante el pasado confinamiento han sido, sin duda, las visitas a las bibliotecas. Para nosotros no existe lugar más agradable, más lleno de magia y virtudes, que allí donde descansan los libros a la espera del encuentro afortunado con su lector ideal.

La biblioteca de Alejandría, uno de los más importantes templos del saber
de la Antigüedad...

A lo largo de la historia ha habido bibliotecas de todo tipo; hoy vamos a ocuparnos de aquellas que destacan, o han destacado, por algún tipo de misterio o enigma relacionado con ellas...
Comencemos con la más célebre de la Antigüedad: la biblioteca de Alejandría. Fue instituida en el s. III antes de Cristo en pleno periodo helenístico del Antiguo Egipcio, y dicen que recogía toda la sabiduría de la Antigüedad en sus estantes y múltiples salas. Con su destrucción, en plena expansión del cristianismo como religión oficial del Imperio romano, muchos vieron una catástrofe de enormes consecuencias para el saber, la ciencia y el progreso de la humanidad; tanto, que hay quien asegura que el hombre habría podido llegar a la Luna muchos siglos antes de lo que lo hizo aprovechando los conocimientos que se guardaban en ella…
En segundo lugar, situamos la biblioteca del Vaticano. Su nombre oficial es Biblioteca Apostólica Vaticana, y fue fundada 1448 por el papa Nicolás V, aunque el origen de sus fondos es mucho más antiguo. Está considerada una de las bibliotecas más longevas del mundo; guarda valiosísimos volúmenes relacionados con la iglesia y su historia ‒además de incontables documentos de todo tipo, cartas y demás‒ y el misterio que la rodea la ha hecho convertirse en una de las más misteriosas del mundo.
No todo su catálogo está a disposición de los investigadores; hay una parte que permanece reservada al Papa ‒que es su propietario oficial‒ y otra parte que sí se puede consultar pero bajo grandes restricciones y una larga serie de incontables requisitos y trabas burocráticas.
¿Qué esconden realmente esos archivos?
Pues, a decir de las fuentes oficiales, documentos tan relevantes para la historia como las actas del proceso contra los caballeros templarios, cartas de míticos personajes como Carlomagno, Mozart, Hitler o Lincoln, o documentación relativa al juicio de, por ejemplo, Galileo Galilei. Entre sus secretos, parece seguir oculto todo lo que tiene que ver con la relación entre la Iglesia y el holocausto nazi, o determinados secretos vinculados al origen mismo del cristianismo...

El monasterio de El Escorial, uno de los grandes centros de la cristiandad,
alberga uno de los templos sagrados, también, del ocultismo...

Otra biblioteca antigua, y que ha sido objeto de numerosas investigaciones y de la curiosidad de muchos expertos, es la biblioteca de El Escorial.
Ordenada construir por Felipe II en el mítico monasterio de la sierra madrileña, es famosa por el importante fondo bibliográfico de corte ocultista y hermético que llegó a albergar en su origen. Dicen que llegó a contar en su catálogo con el famoso Enchiridion (para algunos, el grimorio más poderoso del mundo), que acabaría desapareciendo de allí durante la invasión francesa; su propio diseño, la decoración de pinturas en sus paredes, o la distribución de sus estancias, responden a un claro programa iconográfico inspirado en el esoterismo y la sabiduría perenne, muy vinculada a la geometría sagrada... 
El Escorial y su biblioteca están conectados con otra importante colección privada: la que en su día dicen que tuvo como propietario a Juan de Herrera, amigo de Felipe II y arquitecto al que sería encargada, precisamente, la culminación de El Escorial.
Las informaciones que nos ha llegado sobre este curioso personaje recogen el enorme volumen de libros relacionados con la magia y el ocultismo que llegó a reunir en vida; similar, según se dice, al que otro personaje vinculado también con Felipe II, el mago y ocultista británico John Dee, llegó a albergar en su casa de Mortlake, en Reino Unido.
Aquella biblioteca, la del mago británico, llegó a contar, dicen, con cerca de cuatro mil volúmenes, entre libros y manuscritos de todo tipo.

La biblioteca del mago británico John Dee (1527-1608) fue en su momento
una de las más importantes de Europa...

Acabó siendo expoliada durante una de sus múltiples ausencias por su trabajo como astrólogo y consejero en numerosas cortes europeas (como la del enigmático Rodolfo II de Praga), y muchos de sus volúmenes terminarían formando parte de los fondos de otras bibliotecas privadas y públicas diseminadas por todo el mundo.
No sabemos si alguno de ellos terminaría en manos Himmler, el siniestro jefe de las SS nazis y un reconocido aficionado al ocultismo.
No hace mucho, en 2016, saltaba a la luz pública el trabajo que habían empezado a desarrollar trabajadores de la Biblioteca Nacional de República Checa para devolver a sus antiguos propietarios cerca de 13.000 volúmenes relacionados con la brujería que habían sido encontrados allí durante los años cincuenta del s. XX, y que al parecer habían sido reunidos por el dirigente nazi, procedentes de un saqueo llevado a cabo durante su mandato por toda Europa. Su destino, se presume, podría haber sido el castillo de Wewelsburg (donde Himmler proyectaba su Vaticano particular, su templo de la magia y la religión arias), un proyecto que quedaría definitivamente abortado con el final de la Segunda Guerra Mundial y la derrota de Alemania a manos de los aliados...

(CONTINUARÁ...)


Publicar un comentario

LO MÁS LEÍDO

Copyright © Enigmas misteriosos e inexplicables. Designed by OddThemes