LA CONSPIRACIÓN DEL TIEMPO FANTASMA


La historia es un elemento necesario para quien aspira a alcanzar el poder. Quien controla el pasado controla el presente y el futuro; un relato nacional en un sentido u otro puede determinar el devenir de una guerra o destruir una nación; puede llevar a un conjunto de seres humanos a la gloria más elevada o condenar sus actos a los errores más atroces y vergonzosos.


Desde antiguo, hubo una preocupación por recoger el pasado y darle un sentido lógico; ordenarlo cronológicamente y relacionarlo con el pasado de otros pueblos o civilizaciones.
Hacia el Renacimiento, el hombre de occidental comienza verdaderamente a establecer una historia bajo criterios científicos, intentando, a través de la cronología moderna, separar la historia verdadera de lo que era solo fantasía, mito o religión, y establecer fechas concretas de los hechos más importantes del pasado.
Con el francés Scalinger (1540-1609), y su obra Thesaurus temporum, se establecen los cimientos de la moderna cronología. Las fechas que consigue calcular mediante el análisis de los textos antiguos disponibles y ciertos cálculos astronómicos sirven todavía hoy como referencia. Es el pilar fundamental de la cronología oficial y, sin embargo, muchos, desde prácticamente su aparición, han criticado algunas de sus inexactitudes.
Es el caso de Newton, por ejemplo, que trabajó esforzadamente durante algunos años para corregir algunos de sus cálculos. Otros muchos lo harán desde puntos de vista mucho más radicales, hasta llegar a los modernos críticos que, desde las universidades rusas o la investigación independiente alzarán su voz en pleno siglo XX contra algunos axiomas de la ciencia histórica actual.
Es el caso del matemático ruso Anatoli Fomenko o del investigador Alemán Heribert Illig, autores de la teoría del milenio perdido y de la de la conspiración de la Edad Oscura, respectivamente, defendiendo, básicamente, que la historia es mucho más corta de lo que nos han hecho pensar, en base a ciertos criterios discutibles (aunque científicos en su mayoría) y postulados radicales y muy arriesgados, que cuentan todavía hoy con numerosos defensores.


Son dos de los protagonistas del último número de la revista ENIGMAS MISTERIOSOS& INEXPLICABLES (a la venta en AMAZON, LEKTU y la web de LA SIERRA DEL DRAGÓN Ed.) que dedicamos en su mayor parte a este interesante tema.
¿Puede ser la historia que conocemos producto de una conspiración por ocultar el pasado? ¿Qué papel podría tener la iglesia y ciertas dinastías reales en esta operación? ¿Hemos de confiar ciegamente en los textos que nos han llegado a través solo de las copias medievales? ¿Hasta qué punto son fiables ciertas crónicas antiguas…?

Publicar un comentario

LO MÁS LEÍDO

Copyright © Enigmas misteriosos e inexplicables. Designed by OddThemes