viernes, 23 de diciembre de 2016

ENTREVISTA A MARCUS POLVORANCA, ESCRITOR

por Phil Sánchez


Todos conocéis a Marcus. Es el coordinador de esta locura dispersa que es Enigmas Misteriosos e Inexplicables, además de sociólogo, articulista, músico, ocultista ‒como le gusta definirse de vez en cuando, por aquello de que estudia lo oculto‒ y novelista, precisamente con una nueva publicación en el mercado.
Phil Sánchez.‒¿Qué es eso de El expediente Julia B., Marcus? Yo creo que me suena de algo…
Marcus Polvoranca.‒ Sí, Phil. Es el nombre de la trilogía de libros que vengo publicando desde el año 2014, que por primera vez aparece en un solo volumen, después de la publicación de la tercera entrega La conspiración de los amantes de la dimensión cuántica, que tenía lugar el pasado mes de junio. Ahora, a través de Amazon.es, puede adquirirse esta trilogía al completo en papel, para todo el mundo, incluso con la posibilidad de que los gastos de envío sean gratuitos.
PS.‒ ¡Vaya! Pero no es una historia nueva…
MP.‒ No, no, qué va. Es la historia de Julia B., esa treinteañera cuyas peripecias arrancan con La leyenda de la isla perdida en mitad de la noche, la primera de las novelas de la trilogía; una chica absolutamente normal que, tras aceptar un extraño empleo, se ve envuelta en una extraña historia que la llevará, en fin, a una serie de complicaciones y aventuras, bueno, que se desarrollan a través de estos libros…
PS.‒ Me han dicho (guiño de ojos) que todo está envuelto en un halo sobrenatural o algo así, ¿no?
MP.‒ Sí, sí. En la novela hay mucho de sobrenatural. Es un tema que me apasiona, como todos sabéis, y que ronda toda mi creación. También las conspiraciones, la estrecha frontera entre lo real y lo irreal, la verdad y la mentira, el poder y los débiles, ya sabes…




PS.‒ Se habla de OVNIS, ¿no?
MP.‒ La trama de la novela está construida en base a una extraña conspiración que parece tener a Julia como principal víctima. No me gustaría adelantar demasiado, porque creo que es parte de la gracia de la historia el que el lector lo vaya descubriendo poco a poco, pero sí: una conspiración vinculada estrechamente a los ovnis, a las civilizaciones ancestrales y a muchas de las cosas que ocurren a nivel mundial, tratará de amargarle la vida a esta muchacha…
PS.‒ …que despierta en la tercera parte como una «dama del misterio», ¿no? (risas)
MP.‒ Sí, sí. Ella irá percatándose poco a poco de lo que ocurre, hasta que finalmente las circunstancias le obligan a adoptar una postura radical, la única que le queda. Al frente de un programa de radio, se dedicará a tratar de desenmascarar a quienes cree que están detrás de sus desdichas. Un ejemplo, quizá, de lo que está haciendo estos días mucha gente, de manera desinteresada, lanzando al mundo denuncias y protestas a través de los podcasts…
PS.‒ Oye, ¿y eso de «romance cuántico» que he oído por ahí?
MP.‒ Es una etiqueta que se me ocurrió para definir el género al que pertenece El expediente Julia B. Durante estos años de promoción, intentando explicar a la gente lo que era la novela, he hablado de que es un thriller, de que tiene tintes de ciencia ficción aunque no pertenezca a este género; he dicho que es una novela de misterio, de aventuras, una novela romántica (porque algo de eso tiene), hasta llegar a la conclusión de que había que inventarse un género. Romance cuántico es algo que le va al pelo, y quienes hayan leído ya la tercera parte sabrán por qué. También pensé en llamarla UFO Thriller, Neo Novela Bizantina (por aquello de los dos amantes protagonistas que se ven alejados en un momento dado y que pasan mil y una peripecias hasta reencontrarle) y muchas cosas más. Romance cuántico es la que más me gusta. Más directa, creo…
PS.‒ La verdad es que suena directo, tiene gancho.
MP.‒ (Risas) No me hagas la pelota.
PS.‒ ¿Y qué tienes preparado para el año próximo? ¿En qué nos vas a poner a trabajar?
MP.‒ Tengo multitud de proyectos. Para empezar, terminar la novela en la que estoy trabajando, la continuación de La gran pirámide invertida de Toledo, en la que el padre Ventura se enfrenta por fin a ese mal que acecha al mundo desde las entrañas de la ciudad imperial.
PS.‒ ¿Para cuándo estará?
MP.‒ Paciencia. No me gusta ponerme fechas, que luego nunca se cumplen. Seguramente para la primera mitad del año.
PS.‒ Ah, entonces está bastante avanzada…
MP.‒ Sí.
PS.‒ ¿Y podrías adelantar algo?
MP.‒ (Se limita a agitar levemente la cabeza) Quien ha leído La gran pirámide invertida de Toledo sabrá que hay muchas preguntas por resolver; son esas preguntas, y mucho más, lo que resuelvo en esta segunda parte.
PS.‒ Bien, bien...

MP.‒ Además de eso, de la nueva novela sobre el padre Ventura, quiero darle un impulso a la revista, que este año he dejado un poco de lado. Seguramente para enero, o febrero, aparezca el primer número de la nueva etapa. Tengo listas un montón de novedades, comenzando por la publicación por entregas de una novelita sobre criptozoología de un autor norteamericano prácticamente desconocido en España, y que estoy teniendo la suerte de traducir. Además de un reportaje muy especial que comenzaré a preparar también después de las fiestas.
PS.‒ Me alegra mucho lo de la revista. Es una parte de la editorial que gusta mucho.
MP.‒ Sí, y hay muchos temas en los que me apetece profundizar. La lástima es siempre la falta de tiempo…
PS.‒ Oh, ya te digo… En fin, antes de que esto se haga más largo, que lo pases muy bien estos días de fiesta, Marcus. Y que si no nos vemos hasta el año que viene, que tengas una buena salida y entrada de año.
MP.‒ Igualmente, Phil.
PS.‒ Que tengas un feliz 2017.

MP.‒ Lo mismo para ti, para todos los que hacemos Enigmas Misteriosos e Inexplicables, y para todos los que me han leído, me leen, y lo harán, espero, en los años venideros. ¡Un fuerte abrazo a todos! ¡Feliz navidad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario