jueves, 2 de octubre de 2014

ENTREVISTA A JOSÉ IGNACIO CARMONA SÁNCHEZ, ESCRITOR E INVESTIGADOR

(1ª PARTE) TOLEDO, NAZIS Y LA "TRADICIÓN PERENNE": LA BÚSQUEDA DE LA MESA DE SALOMÓN


El señor Carmona Sánchez es un sabio a la antigua. Probablemente él lo niegue, por pura humildad y prudencia, pero su conversación inagotable y el amplio abanico de intereses que maneja le delatan. Es un apasionado de Toledo y de los misterios que rodean a la ciudad, y en parte –o eso deja entrever, al menos, su incansable trabajo– parece destinado a ser protagonista, en el futuro, de esa Historia que desde los confines del pasado hasta estos tristes y decadentes momentos de crisis se niega a terminar. Hoy, por pura deferencia y de manera totalmente desinteresada (que le agradecemos en el alma) este investigador tiene a bien concedernos una entrevista para comentar algunos aspectos de su obra.

Jose Ignacio Carmona Sánchez, investigador toledano,
 escritor, e inspirador de muchas historias...
(Foto: toledopatrimoniodelahumanidad.com)
  
PREGUNTA: Sabemos que es usted un autor que abarca diversos temas, todos interesantísimos, y nos gustaría empezar por uno de ellos, Toledo, y ese enigmático conjunto monumental visigodo de Santa María de Melque del que, digamos, ha sido usted descubridor para el mundo del misterio. Según su último libro, Santa María de Melque y el tesoro de Salomón, en esta iglesia situada estratégicamente entre Toledo y el castillo templario de Montalbán estaría la clave de ese tesoro visigodo en el que, dicen algunos, podría encontrarse la mismísima Mesa de Salomón. ¿Cómo llega usted a Santa María de Melque por primera vez? ¿Qué hace a ese lugar tan especial? ¿Son los templarios la clave, o más bien espectadores, como nosotros, de la búsqueda de ese tesoro?

RESPUESTA: Comienzo por lo último : Hasta hoy todo hacía ver que los templarios estaban relacionados con la Mesa de Salomón de una manera directa , quizá por la relación estrecha que mantenían con la poderosa comunidad hebrea toledana, más concretamente la asentada en  la cercana Puebla de Montalbán (etimológicamente “lugar de judíos”). Digo cercana porque el enigmático castillo de Montalbán junto a Santa María de Melque forman la muy relevante 3ª bailía templaría. Ambos edificios, castillos e iglesia, están a 16 km de la Puebla  y se encuentran interconectados por túneles, que sabemos que existen por tradición oral, pero de los cuales se desconoce su localización. Cuando  Tariq entra  en Toledo la encuentran despoblada. La atmosfera de rapiña e inseguridad  que precedía al avance árabe (mas tarde hubo capitulaciones pacificas atendiendo al pacto de Écija) hubo de ser brutal, atendiendo a los hechos descritos por el autor del himno litúrgico “Tempore belli”. Este menciona   horribles actos sacrílegos, incendios, espolios de basílicas y monasterios y  violación de las vírgenes consagradas. Los judíos  fueron el caballo de Troya que facilito  la retaguardia en el avance. Nadie mejor que los judíos para saber el significado de la Mesa de Salomón, y, si no hubiera sido aún sacada de Toledo en los momentos previos a la conquista por los últimos partidarios de Don Rodrigo, cosa que sucedió, seria lícito pensar que habrían sido los judíos toledanos quienes la ocultaran. Sin embargo estoy trabajando en un nuevo libro que incluye las ultimas pistas entorno al tesoro (por cierto,  permite que me reserve las claves y pruebas para el libro,   el mayor experto en el mundo visigodo Luis G. Moreno, apuntala en un erudito y extenso estudio mi tesis de que la Mesa fue ocultada junto al tesoro en dirección a la Lusitania -Este-, en un perímetro de entre 50 y 150 km , entre el que se comprende Guarrázar y Melque ), ya podemos ubicar casi a ciencia cierta donde está situada la famosa torre fortificada de “Firas”, en  donde la tradición dice que el sobrino del rey D. Rodrigo hace entrega de la Mesa a Tariq ; igual que sabemos que esa  Mesa, no es la originaria del Templo de Jerusalén. En la obra de al-Himyari se recoge la noticia que no solo explica cuál era el origen de la mesa llevada ante el califa, sino su función:



“…los personajes acomodados (ahl al-hisba) legaban dinero a las iglesias cuando uno de ellos moria . Cuando habían reunido este dinero forjaban con el objeto : mesas ,tronos y otros hechos de oro y plata. Los diáconos (samamisa) y sacerdotes (qusus) ponían sobre ellos ejemplares de los Evangelios cuando eran mostrados en los dias de culto y los colocaban sobre los altares en las fiestas principales por sus adornos. Esta mesa de Toledo era uno de los objetos que se habian hecho de esta manera. Los reyes rivalizaron en adornarla y cada uno de ellos aumentaba aquello que había añadido su antecesor. De esta manera esta mesa superó al resto de los objetos que fueron obtenidos en época de la conquista”.
Una fabulosa mesa turquesa y bordes coronados es hallada en 1060 por Mirdas, señor de Alepo en la ciudad de Al-Rahba producto del botín que a su vez el turco Al-Barasiri había arrebatado al Califa de Bagdad.
Otro de los "imprescindibles"
 de José Ignacio Carmona Sánchez

No puedo desvelarte más claves para no quemar mi próximo libro, solo avanzarte dos certezas:La Mesa de Salomón cumplía una función ritual tributaria de las fórmulas de entronización de los reyes veterotestamentarios, posiblemente fuera un horóscopo que avalaba el que el nuevo rey  lo fuera por designio divino , es decir era rey y sacerdote. Esta fórmula  (conocida más tarde como Hunctus Rex) es heredada a través de los visigodos y más tarde se expande por las cortes. La Unción real según el “Liber Ordinum” , se basa EXPRESAMENTE en la unción bíblica del rey David. En otras palabras: el tesoro visigodo  vertebraba el reino, no solo por su valor material, sino porque trasmitía el legado sagrado e  intangible en que se justificaba la monarquía. Tanto es así, que tiempo más tarde,  cuando el rey Agila pierde el tesoro regio en su lucha contra la insumisa ciudad de Córdoba, sus seguidores le abandonan y reconocen  como nuevo rey a Atanagildo.  La segunda clave que te doy está más en la esfera de la magia ritual, y está relacionada con la salmodia tradicional hebrea y  el uso litúrgico de instrumentos por el sacerdocio hebreo. De esto…no puedo hablar…bueno… Sólo decir, que no sólo la Biblia tiene un código secreto… En cuanto a por qué llego a Melque…..invito a todos tus lectores a visitar el lugar que tiene un centro de interpretación de la presencia templaria en los montes de Toledo… Melque, para añadir una nota de color cinematográfica y  de misterio, cuando es descubierta por el Conde de Cedillo, estaba enterrada, sólo se podía acceder desde el techo ¿recordáis la última entrega del exorcista cuando descubren esa extraña iglesia a lo que solo se puede acceder desde la cúpula? Os copio algo de mi próximo libro:
“Alrededor de Melque una tupida red de cuevas naturales que  proliferan por la zona propician la posibilidad de ser  destino último de ocultación de la Mesa, máxime cuando  a nivel  popular es sabido que una de ellas se  proyecta desde la misteriosa Iglesia  en dirección al enigmático  castillo de Montalbán, equidistante ambos enclaves 4,5 km.
Para añadir más intriga a la intriga apuntar como  el círculo de Felipe II también creyó que en los montes de Toledo estaba la Mesa. Sea como fuere, se han  conservado por tradición oral,  consejas y leyendas  que hablan de un  fabuloso secreto: “Se asegura que entre el castillo y el santuario de Melque, distante cuatro kilómetros y medio al este, existe un camino subterráneo… pretende que en los subterráneos del castillo hay enterrados grandes tesoros, pero nadie se ha atrevido a buscarlos por el terror que infunden aquellos sitios…”

 
Portada del último libro del señor Carmona Sánchez,
 en el que indaga sobre la posibilidad de que la Mesa
de Salomón se halle en torno a Santa María de Melque
 
P: Siguiendo con Toledo –precisamente el tema que nos hizo llegar hasta usted como autor–, querríamos ahondar en algunos asuntos que le hemos escuchado mencionar en algunas entrevistas. El primero es una especie de pugna, o de carrera, que dice usted que mantienen en la actualidad diversas sociedades secretas en la ciudad, y sobre la que nos gustaría que se adentrase más, si puede, o le está permitido, que con estas cosas nunca se sabe...
¿Qué clase de pugna es? ¿Quiénes participan? ¿Qué se está jugando en esa “guerra secreta” si se nos permite la expresión?


R: Sobre este tema, prefiero auto protegerme, como bien sabes tengo los archivos personales de un diplomático alemán afincado en Toledo que una vez distanciado del régimen nazi es secuestrado por la Gestapo en la ciudad. Buscaban esos mismos archivos, prueba de ello es que tras ser encarcelado en un campo de concentración el diplomático es devuelto a Toledo por el escándalo diplomático que se había producido. Solo cuando finaliza la guerra recupera esos archivos que estaban ocultos en la zona de Baviera. Esos archivos, sabes que los nazis encriptaron en partituras musicales la localización de tesoros escondidos una vez perdida la guerra, comprenden curiosamente muchas partituras musicales (el diplomático era aficionado al órgano y a la composición), entre ellas, digamos que un curiosísimo “Parsifal”… ¿esconde o encripta algo esta partitura? , solo puedo decir que hoy, por consejo de un amigo y aristócrata masón, se encuentra en una caja fuerte…
¿Los nazis buscaron la Mesa en Toledo? Si… Hubo expediciones subterráneas y exploración de yacimientos visigodos en connivencia con el Comisario General de excavaciones, Santa Olalla, un reconocido filonazi. Uno de los oficiales nazis encargado de la expedición al TÍbet fue el encargado de un programa secreto en España relacionado con los yacimientos visigodos… Existen despachos secretos desde la embajada alemana en Madrid a Berlín que hablan de, en fiN, descubrimientos… No llegaron a descubrir la Mesa, eso sí, pero tras la guerra el régimen nazi se filtró en las estructuras de  un poder  oculto (discreto, más bien) supranacional, el famoso gobierno de los gobiernos, de hecho España fue santuario de jerarcas nazis. Se crearon complejos financieros como SOFINDUS, que anticipaban que el nuevo orden mundial seria el económico. Skozerny y tantos otros trabajaron para ese gobierno oculto, sin importar su procedencia ni sus crímenes… De hecho, ni siquiera después de Franco (el consuegro de Franco fue testaferro de la red araña –así se llamaba la red de protección nazi en España), los sucesivos gobiernos “democráticos” colaboraron con el  Centro Wiesenthal que perseguía a los criminales nazis.
Los nazis seguían muy influenciados por el esoterismo, estaba en su base ideológica, y es muy curioso como disfrazan después de la guerra (aun teniendo muchos recursos económicos) , su “búsqueda” de objetos en España , sirviéndose de famoso ladrones de arte como Erik el belga… No quiero ir más allá, sólo decir que me siento un poco más protegido gracias a mi amistad con ciertas personas que son muy relevantes pues han formado parte o forman parte  de  “estructuras de poder paralelas”. ¿Hay una guerra oculta? Siempre la ha habido, es la historia del mundo…
Muchos grupos buscan en la actualidad la Mesa. La mayoría lo hace de manera bienintencionada, yo conozco algunos en Toledo. Estos no me preocupan. Me preocupan más los que delirantemente mezclan poder y  pseudo esoterismo. ¿Por qué, si no, un cartel mexicano se llama “caballeros templarios”?
Una vez, mientras tanteaba el terreno cerca del descubrimiento del tesoro de Guarrázar, fui “avisado” con la presencia en un otero de un par de gorilas de película que seguían mis movimientos con unos prismáticos, no trataban de ser discretos, solo de mandarme un mensaje. Días después me desplacé a casa de un amigo muy importante en la vida social y económica de este país, y ante un grupo de personas hice un despliegue con apoyo en imagen  del avance de mis investigaciones. Al terminar dicha charla, este amigo me llamo aparte, me miro a los ojos y me dijo “sabes que estás en peligro “. Hasta ahí puedo contar... (por cierto, para el que crea que todo esto es un recurso para vender más libros , decirle que dicha persona cuando presente mi anterior  libro en Madrid , en la sede de La Gran Logia de España, hizo de pasada mención a ello).


Grupos de "iniciados" buscan en estos días la Mesa de Salomón en Toledo, la
ciudad mágica por excelencia. 
  
P: El segundo asunto tiene que ver con las fuerzas telúricas que, según le hemos oído decir, permanecen en el subsuelo de Toledo. Está claro que, de existir un lugar con este tipo de poder, o de gracia, no hay ninguno con más méritos que la ciudad Imperial. Pero, ¿cómo encajaríamos este hecho con todo lo anterior? ¿Forma parte del mismo enigma? ¿Cree que la ciencia alcanzará en algún momento a explicar esas fuerzas invisibles?

R: No puedo desvelar lo dicho anteriormente, el secreto de la Mesa puede relacionarse con un código secreto. Te doy otra pista: ¿Qué hace un resto de escritura protocelta, la escritura ogamica , en una iglesia templaria…? existe un lenguaje de los poetas, un lenguaje musical que opera como una “llave”… tradicionalmente la música es un vehículo ritual único...¿o es que Mozart en su Flauta mágica no escondió todos los mitos relacionados con la Reina de la Noche , es más, los implemento musicalmente a fin de propiciar estados distintos en el neófito  durante   la ceremonia de iniciación masónica ? Otra pista, el suegro del diplomático nazi, un sencillo médico, en un punto de su vida (¿quizá al participarle este su secreto? Empieza  obsesionarse con las teorías de Einstein y las nuevas corrientes de la física… Otra pista: Algunos judíos toledanos perseguidos se ocultaron en el llamado poblado de Darrayel, ubicado a las afueras de Toledo junto a un manantial de aguas salutíferas. Dicho enclave hubo de ser muy importante para la comunidad, a tenor de que en su fonsario o cementerios se recogieron  lapidas funerarias que así lo demuestran  (algunas de ellas hoy en el Museo Sefardí toledano). Bien, dicho poblado, que hasta hace poco era balneario y se conoce como Venta del Hoyo, no solo fue abandonado sino destruido en un momento preciso por sus moradores. Entre las lapidas, hay la de un eminente cabalista toledano…y, curiosamente, tanto el suegro como el diplomático alemán, señoreaban ese lugar desde una finca familiar. De hecho el diplomático nazi es detenido por agentes de la Gestapo allí en plena noche.
Toledo es un lugar donde han venido operando muchos grandes sabios de  la “Ciencia toledana” o “Arte Real”. Es la única ciudad “real” que aparece mencionada en las Mil y una noches, y aúna en sí, las dos corrientes mitológicas tradicionales, la solar, y la  lunar, dicho de otro modo, la indoeuropea, y la semítica.  Cada una con su arquetipo correspondiente: Grial y Mesa de Salomón.
Esto no tiene nada que ver con la superchería (el ocultismo es la degradación moderna de las escuelas tradicionales). Antiguamente había un “modo de conocimiento integral”, que se transmitía de modo directo bajo la premisa del secreto (esta cadena de las antiguas corporaciones  y colegios  sacerdotales queda rota con los griegos al pasar a letra ciertas enseñanzas), y que, curiosamente está en íntima relación con los postulados de la física teórica. De hecho, la mayoría de los científicos más relevantes se sorprenden con algunos viejos tratados, que obviamente no recogen la transmisión oral. Recientemente colaboro en uno de mis libros (El Retorno de los Sabios, Libros del Olivo) uno de los físicos más serios que están volviendo su mirada hacia esa tradición “perenne”, Fred Allan Wolf.
Por cierto, ya sabes que cuando los árabes, herederos y continuadores del mundo clásico (y estos a su vez tributarios de los egipcios), que primero pasa a la tradición siriaca y luego se continua con ellos, vienen a España, lo hacen siguiendo un itinerario bien conocido por los sabios del mundo antiguo, ellos sabían que España era el final de la “Gran Obra”. De hecho, los arabistas estiman que  el origen del nombre que los árabes dan a la península, Al-Ándalus se relaciona con  la Atlántida.  Al-Ándalus  seria  una  traducción deformada del griego “hê nesos tês atlantídos” (Isla de Atlantis).
Pero es que hay más, hace poco en mi habitual correspondencia con mi amigo León Zeldis, Gran maestre de la Masonería Israelí,  esté me hace reflexionar sobre el origen  de la palabra Sefarad:
Ya sabes que el nombre Sefarad significa el borde, el límite geográfico, pero la raíz es s-f-r, que es la raíz de libro y de cifra y de esfera. Es una palabra llena de misterio. También contiene el verbo "contar" en sus dos significados, y asimismo – muy importante - el número (mispar).“
Respondiendo a tu pregunta: Toledo guarda “depósitos” de conocimiento oculto. Son sutiles, y sobre ellos operan periódicamente, aun hoy en día,  escuelas tradicionales como la liderada por un hindú que es el heredero de la Blavatsky, me consta. 




Compra libros de José Ignacio Carmona Sánchez

No hay comentarios:

Publicar un comentario