miércoles, 28 de agosto de 2013

LAS LEGIONES PERDIDAS DE ROMA


El Imperio romano es, básicamente, el inicio de nuestra era. Todo lo que somos ahora arranca con aquellas invasiones que llevaron a los romanos a dominar el Mediterráneo. Nuestra lengua, nuestras costumbres, nuestro espacio cultural, son lo que nos legó aquel pueblo; tras de él no hay nada, o apenas nada. Más que vestigios enterrados, que poco a poco van saliendo a la luz y que resultan difícilmente interpretables.
¿Qué ocurrió con aquellas legiones romanas que desaparecieron sin dejar rastro?

A partir de los romanos hay historia, decimos, pero no desaparecen los misterios. Estos se hacen, si cabe, mucho más misteriosos, precisamente cuando suceden, como suele decirse, bajo el testimonio de los focos, de la enormidad de una batalla a campo abierto…
Hablamos de las legiones romanas que, en un momento dado, desaparecen de la faz de la tierra sin que, hasta el día de hoy, se haya dado una explicación fiable.
Es el caso, por ejemplo, de la conocida como IX Hispania –que según se dice combatió en Hispania, o toma el nombre de haber estado compuesta por miembros de aquella colonia–, y que desapareció en Britannia, hacia el s. I d. C., tratando de ganar para el imperio aquellas tierras. O del ejército que el emperador Augusto envió en el año 24 d.C. a conquistar la Arabia Feliz –actual Yemen–, y que desapareció cuando atravesaba las arenas del desierto.
Algunos historiadores sostienen que se trata de casos habituales cuando se estudian los documentos de la época. Es posible. Pero también es cierto muchos otros han caído presa de la intriga, han dedicado sus vidas a tratar de dar una explicación al misterio, y no han conseguido sacar nada en claro .
¿Fueron los miembros de estas legiones víctimas de alguna trampa, de alguna especie de emboscada, tan dura y cruel, que no dejó rastro alguno? ¿Fueron los legionarios vencidos tan indignamente que luego, después, los cronistas no quisieron hacerse cargo? ¿Qué misterios se encierran tras el silencio de los documentos?
A la mente llegan, de pronto, casos similares no tan lejanos en el tiempo. De aviones, y barcos, que desaparecen de repente…
¿Conspiraciones acaso? ¿Sucesos de ésos que llamamos paranormales?

El cine y la literatura han dado algunas pistas; también la Arqueología. Pero el silencio sigue llevando, por el momento, la voz predominante…

2 comentarios:

  1. A veces es cuestión de documentarse un poco. De la legión novena sabemos que no desapareció completamente en el Reino Unido, inscripciones posteriores a este destino sitúan esta legión, o parte de ella en Nimega y después en Judea. En cuanto a la expedición de Aelio Gallus en Arabia, sabemos que fue objeto de un sabotaje. Partieron de Leuke Kome y llegaron hasta Marib, desde allí iniciaron el regreso pero hubo supervivientes, es falso que desapareciera al completo (hay que leer a Estrabón). Recomiendo leer a los clásicos y no literatura basura o sensacionalista.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario, Anónimo. Por desgracia, nos encanta esa literatura basura o sensacionalista de la que hablas; mucho más que Estrabón, que a veces también escribía de oídas. Pero nos ha encantado tu comentario, y será un placer charlar contigo siempre que quieras.
    Un saludo

    ResponderEliminar