miércoles, 22 de mayo de 2013

TRAVIS WALTON, EL ABDUCIDO



Viajemos hasta el estado de Arizona, en el lejano oeste norteamericano. 5 de noviembre de 1975. Un grupo de jóvenes regresa a su casa tras un día de duro trabajo talando madera en el parque nacional de Sitgreaves. Imaginemos esa carretera solitaria, llena de oscuridad, de silencio y de sombras, y a lo lejos, entre los frondosos árboles, una luz roja, muy intensa y potente, que les hace creer que bien podría tratarse de un incendio.
El caso de Travis Walton marcó un antes y un después en la historia de la ufología
y las abducciones.

La furgoneta se acerca al lugar y sus ocupantes presencian algo que está a punto de cambiar sus vidas.
Según sus testimonios, hay un platillo volante suspendido unos cuantos metros sobre el suelo. La luz roja que han visto antes surge del aparato, así como un intenso pitido que llena la atmósfera y que hace que uno de ellos, Travis Walton, salga del vehículo y se coloque bajo el extraño aparato.
Los chicos observan a su amigo estremecerse, actuar como poseído por una extraña fuerza que surge del platillo. Se asustan y se marchan corriendo.
Sólo uno de ellos regresa a los pocos minutos a buscar a Travis. Pero Travis ha desaparecido.
El resto de la historia forma parte de la cultura popular.
Los chicos son acusados de homicidio. Ellos cuentan lo que han visto, pero nadie les cree. Se les somete a numerosos tests, interrogatorios, y aunque parece demostrarse que dicen la verdad, su caso divide a la opinión pública, sobre todo teniendo en cuenta que hay un chico en el grupo con antecedentes penales, que además se llevaba mal con el desaparecido.
Han de pasar cinco días para que todo cambie.
Travis telefonea a su familia, y varios de sus miembros logran dar con él en una gasolinera.
Lo encuentran desnudo, tembloroso, asustado. Pide que le den agua; está hambriento.
Lo que cuenta, después, deja a todos con la boca abierta.
Según su relato, fue secuestrado por alguna especie de alienígenas, que trataron de someterle a diversas pruebas. Describe un lugar luminoso, como una clínica, y a seres sin pelo, arrugados y de rostro maligno. También que consiguió escapar, luchando intensamente contra ellos…
Su caso, el caso de Travis, sigue provocando aún hoy controversia. Es un testimonio directo, aunque, para muchos, simplemente inventado. Urdido para generar popularidad, para llamar la atención del mundo entero.
No cabe duda de que es un relato fantástico, pero precisamente por ello, fascinante. Ahora estamos acostumbrados a él, por lo populares que se han hecho las abducciones a través del cine,de los libros y las series de televisión, pero en su época fue algo revolucionario. Marcó un hito en lo que respecta al fenómeno O.V.N.I., un antes y un después que cambió para siempre nuestra visión de los seres de otros mundos que visitan nuestro planeta.
Si lo que contó este chico fue cierto o sólo un engaño, es algo que nunca se podrá averiguar.
Sólo Travis y sus amigos saben lo que vieron. 
Que cada cual piense, luego, lo que quiera…

No hay comentarios:

Publicar un comentario