martes, 5 de marzo de 2013

LOS DOCE APÓSTOLES Y LA MESA DE SALOMÓN




Cuenta la leyenda que existía en España, a principios del s. XX, una orden hermética de aficionados al esoterismo que se había empeñado en encontrar la Mesa de Salomón. Se hacían llamar Los Doce Apóstoles, y estaban liderados por un personaje algo excéntrico, llamado Fernando Ruano Prieto, que era además barón de Velasco.

¿Es posible que líneas como éstas, pura geometría abstracta, puedan revelar el verdadero nombre de Dios?

El tal barón pertenecía a una familia muy rica y conocida de Arjona (Jaén), ciudad en la que vivía y en la que llegó a construirse un palacio lleno de lujos y excesos decadentes, oriental y barroco, que incluía una cripta rica en mármoles y mosaicos bizantinos que quedaría después parcialmente destruida al inicio de la Guerra Civil.
Por lo que se dice, la orden, de estilo neotemplario, tenía conexiones con logias de toda Europa. Estaba formada por jóvenes ricos y ociosos que se divertían jugando a ser magos. Les gustaba la cábala, las leyendas bíblicas, y creían a pies juntillas las crónicas árabes que situaban la Mesa de Salomón en la Península Ibérica. En concreto, en algún punto de Jaén, a donde habría ido a parar tras un periplo algo agitado entre la Roma saqueada por los godos y Toledo, desde donde habría salido, junto a otras riquezas de oro y piedras preciosas, con la invasión árabe.

Según se afirma, la orden liderada por el barón de Velasco podría haber encontrado la Mesa, y haber elaborado después, inspirándose en ella, una serie de lápidas con figuras geométricas que contendrían de alguna forma el Shem Shemaforash, esto es, el nombre de Dios según la tradición hebrea. Un secreto que, tras ser descifrado, otorgaría a su poseedor un poder inmenso.
Una de esas lápidas puede contemplarse en la actualidad en Arjona, en el palacio del barón. Sobre ella han escrito mucho Juan Eslava Galán y Álvaro Rendón Gómez, autores de La lápida templaria descifrada. ¿Será posible que dicha lápida encierre un secreto tan enorme? ¿Habrá que esperar mucho hasta que alguien logre descifrarla? Esperemos que, en tal caso, quede en buenas manos y no se cumplan las leyendas más pesimistas...

4 comentarios:

  1. Me parece muy interesante. Hay bibliografia de esa orden?

    ResponderEliminar
  2. Hola Nacho,
    creo que todo lo que hay por ahí se reduce a lo que han escrito Álvaro Rendón Gómez y Juan Eslava Galán. De todas formas, sería cuestión de buscar. Si encuentras tú algo, avisa. El asunto éste es realmente adictivo.
    Un saludo y gracias por estar ahí.

    ResponderEliminar
  3. Hola. Imagino conocen la leyenda que dice: La mesa de Salomón tiene 365 patas con miles de esmeraldas engastadas. Bueno esto no es más que un calendario donde las 365 patas son los días del año solar y las miles de esmeraldas engastadas son las miles de estrellas en el cielo utilizadas para medir los tiempos.
    la mesa de Salomón que realmente su traducción seria TABLAS DE SALOMÓN tiene que ser armada usando una llave, y una vez armada es posible deducir lo que es el shem shemaforash, que no es que sea un sonido o dibujo, sino una forma especial de sentir, como un estado del ser, que estando en ese estado las acciones que se realicen serán la forma de nombrar este shem shemaforash.
    hay un sello llamado SELLO DE ALVATARON formado por 8 partes 1 punto, 4 círculos de menor a mayor, 1 hexagrama (6), 1 octograma (8) y 1 hexadecagrama (16).que simbolizan la frase: De lo eterno salió lo infinito, de su unión nació lo mortal, que con sus acciones divinas asciende a la inmortalidad en la eternidad. El punto representa lo eterno, el principio creador (atzmut). Los 4 círculos son los 4 mundos de la cábala (atzilut, beriah, ietzirah y asiah) que representan lo infinito, la creación. El hexagrama representa la forma en que nace el ser humano, el principio de la búsqueda, los seres vivos conscientes. El octograma representa el ser que se encuentra a si mismo, el propósito de la vida y actúa según la voluntad de dios reflejada en la consciencia. El hexadecagrama representa al ser que después de su vida física logra alcanzar la vida eterna gracias a esas acciones que realizo en su vida.
    si gustan leer la mesa de Salomón, conocer la llave y deducir el shem shemaforash simplemente es cuestión de seguir el sello o la palabra ALVATARON.
    hay algo llamado velos que esconden a los ojos de todos el significado oculto de las cosas, un velo es por ejemplo que el tarot es para el juego de adivinar o predecir y esto no es verdad es solo un velo, ya que el tarot realmente es la forma jeroglífica de la cábala:
    En cábala existen 4 mundos (atzilut, beriah, ietzirah y asiah).
    En el tarot existen 4 palos (oros, espadas, copas y bastos)
    En cábala dentro de cada mundo se encuentra un árbol de la vida completo, formado por 10 sefirot.
    En el tarot dentro de cada palo se encuentran 10 números.
    En cábala aparte de las sefirot en cada árbol se encuentan 4 daat(conociminetos) tres de esos daat aún se tienen que formar y son (daat elion, daat tajton y daat hamitpashet) y uno de esos daat ya se encuentra formado pero apagado o inactivo y es (daat haneelam).
    En el tarot existen 4 tronos en cada palo (paje, caballero, reina y rey) donde 3 de ellos son hombres ya que representan los 3 daat por crear y uno de ellos es mujer ya que representa el daat creado pero apagado.
    En cábala existen 22 letras hebreas, y la leyenda dice que el shem shemaforash está formado por todas las letras.
    En el tarot hay 22 arcanos mayores uno por cada letra hebrea.
    si desean realmente de corazón encontrar este shem shemaforash, simplemente sigan la pista.

    ResponderEliminar
  4. claro la publican donde sea...

    ResponderEliminar